Las ganas de huir de la política

Las ganas de huir de la política

 

¿Alguien confía en los políticos para mejorar su vida, la educación de sus hijos o sus negocios? Por principio es lo que deseamos. Pero cuando asistimos al espectáculo diario nos quedan ganas de huir a otro país. Ya decía Antonio Cánovas del Castillo que “es español quien no puede ser otra cosa”. ¿Y necesariamente hay que ser tan derrotista con la polìtica?

Quizá lo mejor es que los polìticos y la polìtica española no tienen mayores problemas que los que tienen en otros lugares y los propios y derivados de su sexo y condición. ¿Dónde está pues el problema? Pues creo que en la transferencia de sus actos que se nos ofrece cada día. En la polìtica espectáculo.

Cierto que los propios polìticos la han asumido como tal y cada día montan un par de numeritos para llamar la atención más que el otro, como si en ello les fuera la vida que no los votos. Se han rodeado de grandes gurús para multiplicar el efecto de su circo y la cuestión es acaparar más minutos del telediario como sea. El último caso es el de Esteban González Pons hablando por su cuenta de la guerra civil del PPCV entre Zaplana y Camps en 2003 para evitar mojarse con la de ahora entre Bonig y Betoret.

También están aquellos otros que trabajan en las cloacas para destruir a contrincantes y enemigos. Gran hacedor de esto es Rubalcaba, que aún ahora mueve los hilos para que algunos policías, jueces, fiscales y periodistas actúen a un buen ritmo destructor. Así se explica por ejemplo que la Sexta llegue antes que la propia policía para grabar la imagen de la detención de Ignacio González o que detengan a un hijo de Pujol justo cuando la semana está muy agria: Todos a la cárcel. O que quede medio silenciado el caso de Narcis Serra.

Pero la clave está en la consideración de espectáculo que los medios de comunicación españoles han añadido a la polìtica. Es todo como un Sálvame. Casi hay repetición clónica de los personajes. Están prefabricados para generar percepciones parecidas. Es el neolenguaje. Una filtración es la gran noticia sin que nadie contraste fuentes ni datos. Y lo que viene en el documento filtrado es palabra de dios y multiplicado por cien, hasta que se convierte en dogma. Y, por supuesto, que una verdad no te quite un buen titular.

No creo pues que la polìtica y los polìticos estén en almoneda y derivando hacia el caos. El caos se genera a partir de fabricarlo mediáticamente. Quizá porque es màs fácil moverse en este terreno pantanoso que en el de la rigurosidad. Solo hay que saber poner juntas las palabras corrupción+Suiza+malversación+ prevaricación y enseguida sale un titular y un texto aceptable. Y como a los espectadores de Sálvame, el público queda encantado con las hazañas de Juan Miguel Martínez. Y que no te falte uno del PP por el medio porque entonces te mandan una UCO a registrar tu casa y filtran las fotos.

¿Consecuencias? Quitar el poder a la polìtica votada en urnas y pasarlo a manos de periodistas, jueces, policías o fiscales. O mejor, a quienes mandan de estos, que no suelen ser polìticos elegidos en urnas. Pero analizar esto es mas aburrido que contar las amantes de un diputado de Podemos, por ejemplo.

 

.

 

 

 

 

 

La inmolación de Isabel Bonig y el PPCV

La inmolación de Isabel Bonig y el PPCV

Solo una semana después de ser coronada presidenta del PPCV, Isabel Bonig sufre la inmolación por su afán de seguir la agenda que la marcan Ximo Puig y Mónica Oltra. Como el PP ha cometido errores tácticos brutales con los datos territorializados del Presupuesto, la flamante Presidenta firmó un papel de protesta junto con el tripartito, pero al dìa siguiente convoca a los suyos para que defiendan estos Presupuestos como si fueran Numancia.

Es el problema del síndrome de Estocolmo que invade a esta mujer. No sabe si ser Cospedal o Mónica Oltra. Arrasa con el pasado triunfal del PPCV y no tiene con qué sustituirlo. Así que opta por inmolarse por su propio futuro. Matará a todos los que salían en la foto. Pero solo tiene cartas que no ligan para montar un partido que no podrá gobernar hasta 2013. ¿Por qué no elige entre los suyos un buen think tank que le explique qué pasa y por dónde puede ir?

¿No sabe explicar que en los presupuestos territorializados de 205 y 2016 la Comunidad Valenciana fue la estrella? ¿No sabe explicar que cuando todos en España se sienten agraviados hay que poner en marcha a la sociedad civil para demostrar potencia? ¿Qué va a hacer ahora con el magnífico AGIT PROP que se ha montado Mónica Oltra y el PSOE en todas las CC.AA?

Pues no va a hacer nada porque el PPCV tiene el encefalograma plano. Bonig solo está pendiente de eliminar a Betoret. Frenar a Cesar Sánchez para evitar que sea su alternativa a la candidatura a la Generalitat. Y decidir qué hace con Javier Moliner y , por otro lado, con el ayuntamiento de Valencia. Nunca será presidenta si no gana el cap i casal. Y ese voto es muy caro. Solo valen determinados candidatos que a lo mejor no le gustan a ella y si le gustan a Madrid.

Del Congreso Bonig y el PPCV no ha sacado nada de provecho. La dicha le ha durado dos días. Y como las ponencias han sido de una frivolidad que asusta pues el domingo día se acabó la historia Incluso Rajoy hizo mutis por el foro sin añadir nada más del susto que le iba a dar dos días después con los presupuestos territorializados. Bonig se ha inmolado por su propia causa.

Así que a la vista de por dónde va el PPCV el tripartito solo depende de si mismo. Y tiene vida para años. Lo cual desde el punto de vista ciudadano es una gran alegría. Son como en Italia. Como están a sus historias particulares e ideológicas pues los demás podemos hacer nuestra vida sin mayores preocupaciones ni intervencionismos. Solo alguna boutade de vez en cuando y a la marcha.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valencia es la tercera pata de la mesa española

Valencia es la tercera pata de la mesa española

 

 La futura líder del PSOE, Susana Diaz, se fue a Zaragoza para conquistar el voto del socialismo aragonés de Javier Lambán a cambio de anunciar que el futuro Corredor Mediterráneo pasará por Algeciras, Madrid, Zaragoza, Tarragona, Barcelona. Con lo cual quedarían fuera de esa línea Almería, Murcia, Alicante, Valencia y Alicante. Por supuesto que en Catalunya no han puesto pegas. En cualquier caso están siempre en la pomada.

Pero es que el mismo día Mariano Rajoy, para contentar las ansias del soberanismo catalán, anunciaba grandes inversiones de infraestructuras en Catalunya y especialmente en el puerto de Barcelona, que quedará conectado con ese Corredor Mediterráneo que anuncia Diaz, en perjuicio del puerto de Valencia y el de Castellón

Después los seguidores de uno y otro color político han intentado matizar las dos propuestas, evitando los males derivados de tales pronunciamientos y dejando claro que también por Valencia tendremos Corredor y un puerto de colores. AVE para todos. ¡Faltaría más! ¡Hasta dos AVE diarios de Castellón a Madrid! ¡Vaya tela!

 En todo el siglo XX y en lo que va del XXI Valencia ha sido el convidado de piedra de las grandes decisiones estratégicas. En lugar de un triángulo Madrid-Valencia-Baarcelona hace años que todo quedó en una línea de amor y odio entre Madrid y Barcelona. Con Madrid hemos tenido ciertas complicidades según el momento político. Y con Barcelona la cultura ha disfrazado lo que es pura competencia económica. Pero el pueblo de arriba siempre se queda con mejor agua del río que el vecino de abajo, por muchas promesas de buena vecindad que se hagan.

Pascual Maragall ya le dijo a Aznar que el AVE a Valencia ni hablar. Y el de Madrid debía ir por Zaragoza, no fuera que los turistas bajaran más allá de Port Aventura y dejaran de comprar apartamentos en Cambrils y Salou para hacerlo en Peñíscola o Cullera. Pura cuestión de competencia entre queridos mercados vecinos.

Si no hay triángulo esto es un lío entre dos. ¡Que aburrido!

 

 

 

 

 

Unos ganan para que otros pierdan

Unos ganan para que otros pierdan

 Aquí la cuestión es que uno debe perder para que otro pueda ganar. En el fútbol es por goles, pero en la sociedad es por percepciones. Unos saben presionar para tener Corredor Mediterráneo  y otros nos dedicamos solo a llorar como perdedores.

La sociedad ha simplificado la cosa y hay ganadores y perdedores. En las culturas anglosajonas los perdedores tienen derecho a rectificar sus errores. En las culturas católicas el perdedor es el malo de la película. Y siempre necesitamos un ganador y un perdedor, por muchos gritos por el pacto y el diálogo que se escuchen en los púlpitos políticos.

Mónica Oltra es tan ganadora que puede vestirse  de fallera para ir a la ofrenda a la Mare de Deu dels Desamparats, mientras sus comelitones no entran en la Basílica de Lledó el día de la Romería de la Magdalena. Una va de ganadora y los otros van purgando sus pecados.

Aquí llevamos años llorando por el Corredor Mediterráneo y con tanta lágrima no vemos que le mundo se mueve. Los chinos ya tienen su propia Corredor mediterráneo por Italia, que es lo que les interesa a los puertos que han comprado en Grecia e Italia.

Seguimos llorando cual perdedores y entonces nos dan un AVE Castellòn-Madrid a los que solo podrán subir los muy ricos. Pero tendremos AVE. ¿Este es cosa de ganadores o de perdedores? Porque los Cercanías que utilizan miles de gentes esos van a peor para dejar pasar al rutilante AVE.

Susana Diaz quiere ganar en el PSOE a para ello se alía con Aragón para el el Corredor Mediterráneo pase de Algeciras a Madrid/Zaragoza/Tarragona/Barcelona y frontera. Ganan Madrid, Aragón y Catalunya y perdemos nosotros. ¿Por qué siempre tenemos que ser los perdedores?

Los estibadores han cargado contra el puerto de Valencia. No contra el de Barcelona o Algeciras, que salen intocables de la huelga y todo el lío. Unos pierden y otros ganan. ¿Y por qué siempre los mismos?

Da lo mismo que aquí manden juntos y otros en Madrid y luego cambien. Es una cuestión de potencia no de poder. Si tienes potencia económica y posición mediática puedes apostar a ganador.

Pero para eso hay que olvidar el tactismo; que todos vean que existe el lobby valenciano. Y eso es algo inexistente como si lo es en Catalunya, Aragón o Andalucía, por no decir Madrid. Aquí la lista de grandes empresarios que hacen cumbres para pedir el trenes e infraestructuras viajan en tren a la ida y en sus coches y chóferes a la vuelta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un Corredor mediterráneo de andar por casa

Un Corredor mediterráneo de andar por casa

Los chinos preparan un super Corredor Mediterráneo por Italia y nosotros no podemos ni con la vía Tarragona-Castellón

Hasta 4 billones de euros van a poner los chinos encima de la mesa para construir una Nueva Ruta de la Seda que lleve y traiga mercancías de Oriente a Europa y Africa. Y parte de esa cantidad va a ir a construir un Corredor Mediterráneo que pasara por Italia desde el super puerto que los propios chinos tienen el El Pireo. (Nueva Ruta de la Seda)

Frente a esta ofensiva aquí seguimos mendigando que Madrid nos construya un tercer hilo ferroviario para pasar naranjas, azulejos y pepinos hacia Europa, que apenas supondrían unos cuantos trenes de mercancías diarios. Pero ni empresarios ni políticos quieren ver la magnitud de lo que está pasando, que nos deja fuera del mapa con un corredor para andar por casa.

 

Porque el gran hito del Corredor son las mercancías que van y vienen de Oriente, que pondrían los puertos de Valencia, Barcelona, Castellón y Algeciras en punta europea frente al de Rotterdam. Pero solo con nuestras mercancías locales esto apenas tiene entidad y tráfico. El gran volumen de mercancías se iría por la ruta que construirán los chinos.

Pero aquí preferimos andar con broncas permanentes con Madrid a plantearse estrategias a largo plazo. Antes cabeza de ratón que cola de león. Y así les pasa a los empresarios que se han reunido esta semana en Tarragona o al Euram que se reúne en Valencia a principios de marzo. Pura dinamita política sin soluciones reales. Así lo dice el economista Jordí Palafox en este trabajo. Nuestro problema es otro.

Del AVE a Barcelona ya ni hablar. ¿Por qué? Pues porque es una obra imposible sobre el trazado actual. El coste será de millones y siempre habrá atascos. Solución. Tirar el AVE quince kilómetros lejos de la costa, fuera de las poblaciones, como ocurre con cualquiera de los AVE construidos a Sevilla o de Madrid a Valencia. Pero eso nadie lo quiere porque todos quieren que el AVE pase por su pueblo aunque no pare.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La nueva Ruta de la Seda que construyen los chinos

La nueva Ruta de la Seda que construyen los chinos

 

El inconsciente colectivo actúa como un protocolo que crean los polìticos de turno y al que se aferran para no dejar ver sus bajos. Esto pasa con el Corredor Mediterráneo. Está protocolizado que debe construirse para mandar a Europa nuestra producción industrial y agrícola y nadie se pone a valorar el coste de estos envíos por toneladas. O simplemente valorar que lo más productivo del CM será que por los puertos de Valencia, Sagunto y Castellòn salgan y entrar millones de toneladas que vayan y vengan a Oriente y luego circulen por ese CM. Quién lo construye es lo de menos. Lo importante es qué circula por esas vías. Pero el protocolo es el protocolo y nos quedamos fuera de la Ruta de la Seda.

La reivindicación del Corredor arrancó hace muchos años y fue protocolizada por Zaplana, Camps, Alberto Fabra y ahora por Puig y Oltra. Incluso en el apartado de la exclusiva comunicación ferroviaria con Barcelona hace muchos más años que se reivindica. Pero se ha protocolizado y nadie quiere caer que toda la mercancía que diariamente se mandaría por ferrocarril a Europa cabe en tres trenes de 1.500 metros. ¿Sería rentable toda esa inversión necesaria? ¿Un CM solo para nosotros mientras el gran tráfico iría por Italia?

Pero como lo importante es criminalizar al adversario pues hay que seguir con el ruido sin valorar sus efectos y la dimensión de lo que se reivindica. En los tiempos de los algoritmos que lo miden todo seguimos echando mano de viejos mètodos polìticos.

Por ejemplo. Estos son los itinerarios que marca China para su nueva Ruta de la Seda (rutas comerciales) Pasa por Italia y no por España, porque allì están construyendo grandes puertos y mayores infraestructuras ferroviarias. Aquí la cuestión es protestarle a Madrid pero nadie impulsa hablar con los chinos para que el mediterráneo español esté en esa ruta, con lo que nos harían el Corredor y tendríamos todo el potencial.

Peor incluso cuando en un mes se celebre en Valencia una reunión del EURAM será para meterse con Madrid y no buscar la alternativa China. Es nuestro protocolo. Y de él no sabemos salir.

 

 

 

 

 

 

 

 

Manipula que algo queda

Manipula que algo queda

Nos sentimos manipulados como consumidores. Nos sentimos manipulados en los sentimientos y las emociones. Pero también como ciudadanos/electores/ votantes. Te hacen mirar las iniciativas de laicidad que no tienen valor alguno, nada más que montar ruido. Dedicamos más tiempo a la elección del pregoner infantil en el Pregó de la Magdalena que a comprobar cómo Puig se ha entregado a la vicepresidenta Saez de Santamaria en el tema de la financiación autonómica.

 

 

En la magia todo los trucos tienen como base distraer la atención del espectador. Tu miras la mano izquierda porque te enseñan un pañuelo de colores mientras con la derecha preparan la caja escondida donde está la paloma. Luego ponen el pañuelo encima de un tablero liso y ¡Ale hop! sale la paloma.

Pero es que en política esto se hace con mucha frecuencia y mucho arte. Te crean un problema para ofrecerte la solución de inmediato . O llaman tu atención con el laicismo de los símbolos o la elección del pregoner infantil en la Cabalgata del Pregó y  así nadie está pendiente de otro fracaso del mestizaje (PSOE/Compromis(Podemos) o de saber en qué han quedado las facturas del Hospital Provoncial.

 

Siempre se ha hecho, pero ahora se hace mucho más. Tanto que Isabel Bonig, Eva Ortiz e Ruben Ibañez se pasan el dia de rueda de prensa en rueda de prensa entrando preguntando por el pañuelo mientras por el otro lado les esconden la paloma.

El foco se pone en la financiación autonómica, mientras hay una realidad determinante que procede de lo que pase en Catalunya. Si el tema se complica la financiación será una quimera y Mariano Rajoy convocará elecciones. ¿Cómo quedarán entonces la Comunidad Valenciana? Volveremos a estar en el pelotón de los torpes. Con mucho Fla y poco cash. Por eso el foco europeísta.

Aquí miramos a Trump y no vemos que los chinos nos están haciendo una oferta para construir el Corredor Mediterráneo. O mandan a la policía a entrar en tropel a unas oficinas del Ayuntamiento de Valencia cuando les sería más fácil pedir a los papeles a los actuales concejales que tienen más interés que nadie en cargarse la imagen de Rita Barberá. Focos de atención para distraer de las cosas verdaderas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

https://youtu.be/GZGY0wPAnus

 

Los del Tercero Izquierda pedimos justicia

Los del Tercero Izquierda pedimos justicia

 

Al final toda la Conferencia de Presidentes ha quedado en crear una comisión de sabios para que decidan qué hacer con la financiación autonómica. Como decía Napoleón cuando no quieras saber de un problema crea una comisión.  Y es que cada una de las diecisiete comunidades se cree con más derechos que las otras.

 

El propietario del Tercero Izquierda de la finca quería pedir  en la  Junta de la Comunidad de Propietarios que le paguen los desperfectos que tiene en su rellano por culpa de unas humedades. Pero el día de la Junta el resto de los vecinos dijeron que nada de nada y que cada uno de ellos tenía sus propios desperfectos que presentar a pagar por los otros.

Esto es lo que ha pasado esta semana en la Conferencia de Presidentes para decidir un modelo de financiación justo para todos. Cada uno ha reclamado lo que quería y al final todo ha quedado en una comisión de sabios. Como una Junta de Vecinos.

Puig consiguió ir “tots a una veu”, pero andaluces, gallegos, aragoneses y murcianos también tienen sus argumentos. Y ese es el problema y no solo Rajoy y Montoro, que solo hace lo que hizo Zapatero, quien en medio de la crisis dijo que esto de la financiación era una entelequia con lo que estaba cayendo.

¿En qué ha quedado pues esa voz única? Pues en nada. Porque la estrategia está equivocada. La solución no está solo en meterse con la administración central, que es lo que PSOE, Compromis y Podemos hacen para no recordar que fue Zapatero quien paralizó el tema. La cuestión es que hay otros dieciseis que piden lo suyo. Y cada uno de ellos dicen que con más razón que los otros.

Los del Tercero Izquierda pedimos justicia. Y  nos han dicho que van a montar una comisión y ahí saldrán las injusticias  de todos. Esto pasa por crear expectativas populistas en lugar de explicar cómo están las cosas de verdad.

 

 

 

 

 

Los gestores de la Mutua Asistencial Valenciana

Los gestores de la Mutua Asistencial Valenciana

Aquí no se hace polìtica. Se hace gestión. Tal cual como si fuera una Mutua Asistencial Valenciana. No hay proyecto polìtico que nos convoque a los valencianos. Hay un alarde de gestión mejor que los anteriores y que habría que juzgar en una hoja de excel y prou 

El concejal de Podemos en Peñíscola, Victor Blasco, ha dimitido quejoso de la falta de participación de la gente. Y si este es suficiente argumento (también hay tensiones en el partido) deberían dimitir la mayor parte de los concejales, diputados o cargos que durante los últimos meses se proclamaron únicos representantes morales de las masas, que parecen haber optado por otros menesteres más atractivos para sus intereses.

Si el presidente del Consell,  Ximo Puig, considera la Comunidad Valenciana como un problema quiere decir que sus soluciones son las que aporte como gestor. No como un líder que nos convoque a mayores aspiraciones. En Catalunya por ejemplo pasa todo lo contrario. Están a un gran proyecto nacional (equivocado o acertado) y la gestión les importa poco, sea cual sea el final. Por eso las masas no responden a las convocatorias de un concejal o de un partido. Son mutualistas.

Para expresarlo gráficamente hay que plantear la diferencia entre  Generalitat Valenciana y Consell. La primera es la institución que debe hacer política. Y el Consell es el que gestiona. Por eso el pacto del Botánic es por y para el Consell. Nos faltan los líderes para el primer escalón. Y si no hay líderes no hay política. Hay gestión para ajustar unas carreteras, los horarios comerciales o discutir los dineros que se gastan en publicidad turística en Peñíscola. Y esto es poco apasionante para las masas.

Por eso desde hace tiempo nos movemos con los estereotipos que denuncia Vicente Boluda (AVE). Pero si no hay proyecto polìtico solo se puede hablar de cuentas y alardes de agit prop. Por la izquierda y por la derecha, porque hay que ver lo qué gasta la Diputación de Castellón en propaganda. En el Consell no se quién gasta más en agit prop, si los de Puig o los de Oltra.  Tal cual el problema de una Mutua que debe contentar a sus mutualistas.

 

 

 

Para Reyes Magos pido sentido común para los polìticos

Para Reyes Magos pido sentido común para los polìticos

Queridos Reyes Magos. Quiero que el año 2017 los polìticos valencianos recuperen el sentido común. Porque llevan unos años a base de decir tonterias solo dedicadas a salir muy grandes en titulares, fotos y televisiones varias. La última: el discurso del Presidente Ximo Puig diciendo que somos un problema y que harán lo posible por recuperar la visibilidad ante todo el mundo

 

 

En mi carta a los Reyes Magos este año he incluido un buen traje porque por fin voy a ser visible. Ya estaba harto de ir a Madrid, circular por Zamora o pasear por las Ramblas y resultar invisible por el mero hecho de ser valenciano. Y por eso necesito un buen traje. No vaya a ser que en mi nueva visibilidad no vaya bien vestido.

Cuando en Castellòn somos invisibles en Valencia y en Alicante no saben si Castellòn está al sur o al norte de Tarragona, aquí llegan los del Botánic anunciando la buena nueva de que nos van a hacer visibles en Madrid. Primero hemos de ser visibles ante nosotros mismos y luego ver si somos de verdad tan invisibles como dicen.

Ese discurso de la negación del otro a base de  considerarlo un problema para luego solucionarlo con milagros temporales resulta como  un reguetón. Música  bailable, repetitiva, con una letra de cuatro versos ripiosos que dice lo mismo una y otra vez.  Pero el reguetón invita a bailar que es lo interesante. La letra no importa. Como en la polìtica valenciana.

¡Por fin vamos a ser visibles! Antes no había turistas, universidades o enseñanza pública y sanidad. Solo chapuzas, corruptelas y despilfarro. Ahora por fin sale el sol y la maldad será barrida de nuestras tierras. Son tan geniales que acaban de inventar el turismo, las exportaciones de azulejo o la naranja. En toda España crece el empleo, pero en Castellòn es gracias al Consell. ¡Geniales estos chicos!!

Igual para 2017 además de aprender inglés, ir al gym y hacer dieta el Consell debería hacer un acto de contrición y asumir que hay gobiernos autonómicos y ayuntamientos democráticos desde hace casi cuarenta años. Y hay enseñanza pública y sanidad gratis para todos desde hace años. Y autovías. Y trenes. Y hasta universidades. Y hasta desde hace décadas hay turistas, azulejos y clemenules por el mundo, sin que haya tenido que inventarlo el Consell del castellonense Puig.